BLOG



Un proceso de diseño puede abarcar tanto la parte de investigación como la de desarrollo; las soluciones a los problemas de diseño no surgen siempre de forma espontánea como muchos pudiesen creer, en verdad la investigación del tema, los estilos, las tendencias y las necesidades de un usuario/espectador final es esencial para poder plantear adecuadamente un objeto de diseño.

 

En este artículo; sin embargo, voy a centrarme en el desarrollo, específicamente en el comienzo del mismo: el boceto. Por definición según la RAE1, se entiende al boceto como “el proyecto o apunte general previo a la ejecución de una obra artística”; o como la “exposición sucinta de los rasgos principales de algo”. Partiendo de aquí, puede concluirse que el boceto es el primer acercamiento hacia un producto final, en este caso, de diseño gráfico. Este mundo del diseño gráfico tiene muchas vertientes; ilustración, fotografía, tipografía, editorial, animación, web, son algunas de ellas y aunque para cada una el objeto llamado “boceto” puede tener un nombre en particular, es esencial para aterrizar ideas de forma rápida sin llevar a cabo demasiados ajustes en una etapa más avanzada del desarrollo cuando.

 

Imagina que requieres una tienda en línea, con una galería de imágenes y un formulario de contacto. Requieres que la información sea lo más precisa e intuitiva posible para que el usuario se mantenga interesado en ella; así, es necesario pensar en dónde colocar los elementos importantes como el precio o los botones de compra. Y para no estar horas y horas frente al ordenador, un diseñador requiere “bocetar” ese sitio web por medio de wireframes para definir el contenido y la posición de los diversos bloques de tu web.

 

Visto de esta forma, el boceto plantea una de las muchas formas de diseñar algo en concreto y aunque muchas veces puede llevarte varias horas o incluso días, permite ahorrar recursos (tiempo principalmente) cuando ya se están afinando detalles para finalizar el proyecto.

 

Al final, bocetar no requiere exclusivamente el uso de lápiz y papel, pues las herramientas digitales te permiten hacer correcciones fáciles y precisas, pero al final es cuestión del diseñador decidir cómo llevar a cabo esa parte del desarrollo.

 

 

1 "BOCETO" RAE dle.rae.es/?id=5jB61Ln